mallorca

Mallorca es el destino turístico más importante de España. Es la isla más grande del archipiélago balear y la de mayor interés histórico y cultural. Es un lugar con un encanto especial por su diversidad de paisajes y perfecto para los amantes del sol, las playas, las montañas, los deportes acuáticos, para la práctica del golf (con más de 20 campos situados en entornos de gran belleza), el ciclismo, sus rutas de senderismo por la Sierra de Tramuntana (declarada Patrimonio Mundial por la Unesco), el arte, las compras, la gastronomía, el lugar ideal para navegar y conocer todo su litoral desde el mar. Mallorca, sin que se dé cuenta, le seducirá y enamorará por su gran calidad de vida, su clima y sus gentes y por el sinfin de posibilidades que ofrece para que su viaje sea inolvidable. 

Palma, la capital de Mallorca, es un lugar lleno de encanto donde podrá descubrir todos sus monumentos, pasear, recorrer en bicicleta su casco antiguo, visitar sus galerías de arte, su exclusiva zona de compras, restaurantes, mercados, etc. El puerto náutico y deportivo, localizado en la Bahía de Palma es espectacular por la gran cantidad de yates y embarcaciones de placer y cruceros de todo el mundo que eligen esta ciudad para pasar unos días de vacaciones. Además, la ciudad cuenta también con una ambientada vida nocturna, con gran cantidad de bares, discotecas y con un extenso programa cultural que atrae a artistas de gran importancia mundial durante todo el año.

Declarada en 2011 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, esta cordillera montañosa es la joya geográfica de la mayor de las Islas Baleares (España). Tanto paisajística como culturalmente, no les dejará indiferente.

La Sierra de Tramuntana en Mallorca, es sin duda uno de los paisajes que enamoran de la isla, que sorprende y que no se pueden dejar de explorar. La sierra está situada en el noroeste de la isla de Mallorca, Su nombre hace referencia al viento que llega de esa dirección. En ella se hallan los dos grandes embalses de Mallorca: Cúber y Gorg Blau. Esta sierra también da nombre a una de las comarcas de Mallorca, con capital en Sóller, y en ella se sitúan pueblos y paisajes tan espectaculares como Deià, Fornalutx, Valldemossa, Esporles, Pollença, Na Foradada, Formentor, el Mirador de Sa Creueta, el Torrent de Pareis…

Fue la Serra de Tramuntana la que trajo los primeros turistas a Mallorca a principios del siglo XX. Una atracción forjada por pioneros como el Archiduque Luis Salvador de Austria, enamorado de la Costa Nord, donde adquirió varias fincas situadas entre Valldemossa y Deià. El noble edificó miradores, todavía en pie, para que los viajeros pudieran contemplar la magnitud de esta parte del litoral, cuya belleza deslumbró a la propia emperatriz Sissi. Hoy, los paisajes, pueblos y calas de la Serra constituyen un destino turístico de primer orden, y atraen a gentes de todo el mundo que encuentran en este enclave un rico patrimonio cultural, histórico y gastronómico.

Playas naturales de piedra de canto rodado, carretaras por acantilados, sus marjales, los naranjos y almendros en flor en febrero constituyen unos elementos paisajísticos absolutamente excepcionales.